miércoles, diciembre 03, 2008

La Danza del Oso

Hasta las narices estoy ya del tema este, oigan. Y ya llevo años.

Lo malo es que no es un tema flojo, ni malo ni nada parecido. Lo que pasa es que está demasiado trayado. En algún momento u otro, lo ha tocado todo el mundo. Hasta la saciedad.

Lo más curioso de este tema es que existe la creencia generalizada de que es de procedencia asturiana y no es así. En el taller que realicé hace unos meses, Introducción al folk asturiano a través de audiciones, comentamos un poco el origen del tema. El texto que sigue es parte del cuadernillo que escribí para la ocasión. Para esta parte del cuadernillo hay que decir que, además de otras cosas, consulté el artículo de Alberto Álvarez Peña La Danza’l Osu aparecido en el Anuariu de la Música Asturiana edición 2007 de Ediciones Ámbitu.

The Bear Dance, más conocida como la Danza del Oso, a pesar de no ser un tema asturiano es casi más conocido en Asturias que en su lugar de procedencia. El tema es originalmente una danza proveniente de la zona de Paises Bajos y Bélgica, pero que se toca por más zonas el centro de Europa bajo diferentes nombres. A Asturias llegó de la mano del grupo de Cornualles Ragamuffin, que actuó en una de las primeras noches folk de Oviedo en la Plaza de la Catedral en 1984. El tema se hizo tan popular que pasó directamente al repertorio de Xuacu Amieva y de otros músicos. Durante mucho tiempo se pensó que era un tema de Cornualles, mientras que al ser tan popular en Asturias, fuera se decía a veces que era un tema asturiano. La Danza del Oso es probablemente el primer tema “de moda” del mundo folk.

Es un tema mítico y pegadizo que se queda en la cabeza de todo el mundo con mucha facilidad. Desde este punto de vista es un ejemplo excelente de música atemporal. Pero también lo asociamos demasiado al cutrismo musical folki (bonito término), a las timbas de altas horas de la madrugada en Otrigueira y/o a los tipos que piden por la calle con una flauta dulce de plástico. Y yo, personalmente, a la interminable versión de 9 o 10 minutos que tenía que tocar en su día con Brenga Astur, en la que lo mejor era el alivio que sentías cuando por fin terminaba :-).

Youtube, por supuesto, está repleto de videos con la danza del oso. Os dejo un par de ejemplos de lo más estrafalario que se puede ver por ahí (descontando, por supuesto, el del Folk Bizarro de ayer), pero gracias a un colaborador que ha decidido (comprensiblemente) permanecer en el anonimato podemos disfrutar/padecer de una lista de reproducción de Youtube con montones de videos:

Infierno Folki: La Danza del Oso (jamás un sólo tema hizo tanto daño)


Modelo medieval.


La Rondalla tudelana...


Uno con tres instrumentos a la vez y dudosa capacidad de afinación

3 comentarios:

Anónimo dijo...

dios el ultimo es brutal

fingal dijo...

pos a mi el último me gusta..aunque al final se desfasa un "poco" XD

...yo he perpetrado cosas peores..oiga...si en el fondo es para pasar el rato...

MIENTRAS SEA CON BUENA INTENCIÓN....XD

karliyos dijo...

Tambien un poco hasta las narices de la critica a este tema. Lo que a unos les puede parecer trayado a otros, sobre todo a los que comienzan en la musica tradicional, tanto a escuchar temas como a tocarlos, les puede parecer un buen comienzo. Menos snobismo musical y mas tolerancia con los temas, siempre tenemos la opcion de no escucharlos.