domingo, junio 25, 2006

Igor y Carlos

Ayer, a eso de las 8 de la mañana, la furgoneta en la que viajaba el grupo Felpeyu se salió de la carretera y dió varias vueltas de campana. Al parecer, el conductor se durmió al volante. El accidente causó la muerte de Carlos Redondo y de Igor Medio, así como diversas lesiones al resto de los componentes del grupo (aunque sin excesiva gravedad, considerando la situación). La noticia se puede ver en múltiples medios de comunicación como el diario La Nueva España.

Llevo desde ayer por la mañana dándole vueltas a cómo abordar esta entrada del weblog y no creo que vaya a poder ser objetivo, pues el tema me toca muy de cerca.
Me enteré de la noticia en ruta hacia Jaén con Tejedor, grupo en el que normalmente toca Igor cuando no está con Felpeyu. En un momento la furgoneta se llenó de llamadas de móviles, gente dando más datos, amigos preguntando qué había pasado, nosotros llamando a nuestras casas para que estuviesen tranquilos... Y mientras tanto nos ibamos dando cuenta que no era una broma de mal gusto, que es la cruda realidad. A lo largo de los días de ayer y hoy han ido contactando con los hermanos Tejedor gente como James McKintosh, Michael McGoldrick, Berrogüetto, Phil Cunningham. Amigos y conocidos ligados a las grabaciones y actuaciones de Tejedor...
Esa noche, yo estaba en el escenario en el sitio que normalmente suele ocupar Igor. Y mientras tocaba sólo podía pensar en todo lo que Igor hizo por mi, probablemente sin ni siquiera enterarse. Todo lo que aprendí viéndole tocar o tocando con él en sesiones, los buenos ratos pasados durante la grabación del CD de los Gatos del Fornu, el voto de confianza que me dió a la hora de recomendarme como su sustituto en Tejedor... Y al mismo tiempo me daba cuenta de que si yo me sentía así, cómo se debían sentir sus verdaderos amigos, su familia y los demás miembros de Felpeyu.
Con Carlos tuve menos relación, pero siempre tenía tiempo para una broma, unos chistes... y como músico era una verdadera institución. Sólo pensar que deja dos hijos tras de si (dos verdaderas joyas de niños) me parte el alma aún más, si es que eso el posible.
Sólo puedo decir que dejan un vacío muy grande. Me podría pasar horas escribiendo sobre la obra y milagros (muchos) de ambos dos, sin ningún pudor a resultar tópico, pero eso lo dejaremos para otra ocasión, cuando estén los pensamientos más claros.
Quiero aprovechar para pedir a los que lean esto que den espacio vital a los miembros del grupo. En momentos como este necesitarán tranquilidad y tiempo. La gente de Felpeyu siempre han sido muy cercanos a la gente y les conoce todo el mundo. Creo que ya tienen muestras de apoyo por todos los lados. Démosles tiempo y espacio.
Mis excusas para la gente que buscase información más concreta de lo sucedido, pero no es el momento para ponerse en plan periodista.

6 comentarios:

Diálogos3 dijo...

Descansen en paz allá donde se encuentren.

La impronta de su música permanecerá en nuestros corazones.

Kyros dijo...

Ánimo a todas las familias, a sus amigos y a todos aquellos que de una forma u otra tuvieron relación con ellos.

Sanyallana dijo...

Mi más sinceru pésame a la familia y collacios d'Igor Medio y Carlos Redondo.
Asturies y el mundu enteru llora.

Anónimo dijo...

Hola Alberto, soy Dámaso.

Me enteré al mediodia el día que sucedio y aún no doy credito, de nuevo la carretera se lleva a 2 grandes, y en una profesión tan desagradecida muchas veces como es la música se hace mas triste aún.

Solo quería dejar constancia aqui de lo mucho que lamento esta perdida, espero que sus familias y amigos se recuperen en la medida de lo posible cuanto antes.

Un abrazo.

Dámaso.

javy dijo...

Sin duda una triste y lamentable noticia ya no solo para sus familiares y amigos, si no también para todos aquellos que apreciamos el buen hacer de Felpeyu, la mágia de su música, la profundidad de sus raices astures.

Un abrazo enorme para todos aquellos que más directamente han sentido sus perdida.

Un recuerdo para Igor y Carlos que seguiran por siempre entre nosotros.

Asturies está de luto, su música se ha quedado huérfana.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

mucho ánimo a todos