lunes, octubre 11, 2010

Fallece Fernando Largo


Fernando Largo Vallaure falleció hoy en Oviedo a los 50 años, al parecer de un infarto.

Fernando fue una figura clave en el desarrollo de la música folk de Asturias. Su trabajo con el grupo Beleño es de sobra conocido por todos. Es posiblemente el primer compositor asturiano de música escrita al estilo tradicional cuyas composiciones transcendieron el ambiente local/regional para llegar a ser conocidos también a nivel internacional.

L'Estecheiro fue uno de los primeros "hits" entre las bandas de gaitas asturianas, uno de esos temas que se ponen de moda de vez en cuando, y aún hoy forma parte del repertorio de muchas de ellas. Cau'l Chouzano se hizo también bastante popular entre arpistas de varios países, e incluso se han encontrado un par de grabaciones en USA de gente que no sabía la procedencia del tema. Podríamos hablar también de muchos otros de sus temas... Na Ca'l Fuau, P'al Ximielgue la Xana, D'una Misguina'l to Xeitu...

Pero Fernando no sólo nos llegó a través de Beleño. Durante años fue presentador del programa Arpas, Gaitas y Zanfonas en Radio Asturias, el primer programa de música folk de la radio asturiana, que después fue sustituido por el actual Música para Raptar Princesas. Su faceta de comunicador musical la realizó también a través de su pub Cadorna, que durante años fue probablemente el pub asturiano en el que mejor música folk se ponía.

Cadorna se convirtió en un lugar especial para mí y para unos cuantos músicos asturianos más. En él desarrollamos una buena parte de nuestro aprendizaje musical, en él empezamos a quedar regularmente para hacer sesiones y en él tenemos pasadas horas y horas después de ensayos, antes de ensayos y a veces durante ensayos, escuchando y tocando música sin parar. El ordenador desde el que se pinchaba la música se convirtió en un pequeño "melting pot", un centro neurálgico en el que se iban concentrando todos los cds de folk que iban cayendo en nuestras manos en aquellos momentos en los que internet nos empezaba a abrir los oídos y a dejarnos acceder a cantidades enormes de música.

Es posible que, de no haber existido Cadorna, hubiéramos acabado en el mismo sitio que hoy, pero es muy poco probable. Los recuerdos son muchos. Los músicos de Kornog tocando hasta altas horas de la madrugada, una mítica sesión en la que contamos hasta 24 personas alternándose para tocar (y en la que alguno bromeaba diciendo que si por casualidad se derrumbaba el local casi se acababa con el mundillo folki asturiano), las palmeras de los domingos, Seth Lakeman tocando con nosotros, L'Outoño, Pazos (un borrachín que paraba por allí cuyas grabaciones cantando aún nos hacen partirnos de risa), Hevia entrando en el chigre y Fernando pinchando inmediatamente el tema de Camela en el que colaboró, Carlos Nuñez acordándose de hasta el segundo apellido de Daniel Lombas años después de verse, monedas en las paredes, peleas fingidas y documentadas gráficamente (Guzman vs. Luciano), la génesis del Rincón Folki (web maldita)...

Es cierto que Fernando era especial, muchas veces también en el peor sentido de la palabra. Era realmente particular en su forma de pensar y hacía falta ser un determinado tipo de persona para llevarse bien con él. Ese tipo de mentalidad fue probablemente lo que le llevó a cerrar el pub y lo que hizo que tuviera varios proyectos musicales y un montón tremendo de temas grabados que posiblemente no saldrán a la luz nunca, y es una pena. Pero los que sí tuvimos la suerte de llevarnos bien con él sacamos mucho en limpio.

DEP, Fernando, que sepas que tu paso por mi vida sí que la hizo mejor. Gracias.


8 comentarios:

elisa dijo...

Es cierto que Fernando era algo especial pero para mí la Cadorna fué mi casa durante un tiempo inolvidable y todavía cierro los ojos y oigo la música, huelo en ambiente y lo recuerdo sacando uno de aquellos libros explicativos de los whiskys del mundo cada vez que tenia la oportunidad. Gracias por aquellos momentos

Jorge Méndez dijo...

Descansa en paz, amigo.

Eliseo Mauas Pinto dijo...

Fernando ... partiste hoy hacia la Tierra de la Juventud... quienes crecimos con tu arte te llevamos vivo... sigue brillando y vibrando campanularmente con las cuerdas de tu arpa celta... tú que tanto has hecho por el folc astur
gracias por seguir exisitiendo ☼
http://branawen.blogspot.com

Anónimo dijo...

las personas que valoramos a los artistas de nuestra tierra sentimos esta pérdida tan grande, gracias por lo que nos diste Fernando. Descansa en paz.

Héctor Braga dijo...

Mi vida fue un poco mejor también gracias a Fernando. Él aceptaba a quién él quería en su "ámbito", y creo que gracias a ello aprendí un montón de su buen gusto musical, sus conocimientos y sus conversaciones. Recuerdo hace un par de años, en su casa, hojeando un facsímil de las cantigas de Alfonso X... Era una persona interesantísima, peculiar, especial, pero interesantísima al fin y al cabo. Con él se va parte importante de la música asturiana. Descansa en paz, amigo!

Xel Diaz dijo...

Miles fueron las horas compartidas con Fernando, y las que faltaron, aunque a veces fuera dificil de llevar y no fueran pocos los enfados, muchisimos más fueron los buenos momentos, las risas, música, chistes, anecdotas, una siempre intersante conversación... En definitiva una enorme perdida.
Nos queda su sello en muchas cosas, los mejores temas de beleño y los suyos propios que estan por venir, no se puede quedar en el tintero todo el arte que este amigo fue creando durante años.
Como bien dices Alberto, el Cadorna fue una brujula que nos indicaba donde juntarnos y ahi os conoci a una gran mayoria de gente que es a la que hoy considero mis amigos.

Bueno, podria estar horas escribiendo, pero a grandes rasgos esto es lo que siento, siento la perdida y me apena, pero a la vez me alegra que siempre va a estar entre nosotros, con su música y su recuerdo siempre presente.

Una pinta de Guinness y un Lagavulin en recuerdo a Fernando Largo, hasta siempre amigo.

flusheDData dijo...

Me entero en el día de hoy de su muerte.
Es curioso, hace algunos meses puse "Fernando Largo" en el Google y no encontré nada. Ojalá siguiera sin salir nada.
Compartí con él los comienzos del Cadorna y le monté el primer ordenador con el que empezaría a grabar ideas. Me enseñó a tirar Guinness para acompañar aquellas pizzas.
Buen viaje amigo mío.

Anónimo dijo...

Eduardo y Laura, la "Taberna Folk" de Quirós, ahora viviendo en Valencia por motivos familiares, se acaban de enterar ahora, medio año después, de la muerte de su amigo Fernando.
Todos sabemos la maravilla de músico, chigrero, tertuliano, investigador incansable... y amigo que era.
Gran pérdida.
Un abrazo a todos los que lo echaremos de menos.