viernes, junio 15, 2007

Oviedo sin música al aire libre

Hoy se dió a conocer en los periódicos la noticia de la suspensión de todas las fiestas nocturnas en Oviedo excepto San Mateo.

La noche de San Juan de Oviedo, que hasta hace nada estaba perfectamente presupuestada y preparada (y no sólo en la parte musical, sino también el tradicional concuerso de enramado de fuentes y demás) se ha suspendido definitivamente a una semana de la fecha. Además se suspenderán conciertos como los de La Ascensión (Mayo) o el Festival de Jazz.

La excusa es una supuesta lucha contra la contaminación acústica, "la lucha implacable contra el ruido". A pesar de que es comprensible el hecho de que los conciertos al aire libre causan molestias a los vecinos, estamos hablando de días contados, fechas muy específicas y nunca en periodos de tiempo de más de tres días, excepto San Mateo, que por alguna razón no debe de causar molestias ya que no hace falta que se suspenda.

Dice el alcalde: "la contaminación acústica afecta gravemente a las personas, alterando la vida normal de las familias, impidiendo el descanso nocturno y llegando a provocar alteraciones psicológicas". Cierto, es posible, aunque dudamos mucho que en dos días la tercera edad ovetense vaya a chiflar en conjunto. Y menos considerando que los conciertos de la Ascensión nunca acabaron más tarde de medianoche, siendo generosos con el horario. Y de eso algo sé, que toqué en el segúndo concierto de la única jornada de la Ascensión que se pudo celebrar este año y a las 23:30 estaba cenando en un establecimiento cercano a la Losa.

Sin embargo el propio Gabino de Lorenzo dice que «Las peatonalizaciones disminuyen el ruido, las losas que vamos a construir (sobre la autopista "Y" y sobre la Ronda Sur) disminuyen el ruido y vamos a adoptar otro tipo de medidas drásticas que reduzcan los ruidos en la ciudad de Oviedo». Por supuesto, las obras constantes durante el día en multitud de calles y la construcción de edificios como el nuevo Hospital o el macroPalacio de Congresos, encasquetado en un sitio en el que parece que no cabe, no molestan en absoluto. No causan ruidos ni trastornos en el tráfico. Los atascos provocados por la sobrepeatonalización de la ciudad no producen ningún tipo de molestia. Pero claro, hablamos de la construcción, que da dinero a las arcas personales del alc... digo de las empresas asturianas.

Y sigue «Exigir el cumplimiento estricto de la normativa antirruidos a los establecimientos privados y, al tiempo, organizar actuaciones en la calle que alteran gravemente la vida de las familias que viven en el entorno del lugar de celebración de las mismas es un contrasentido». Sin embargo no hubo problemas por tener la calle donde vive un servidor en obras durante meses para quitar plazas de aparcamient... digo ensanchar unas aceras no necesarias (hay un paseo paralelo a metro y medio) y obligar a los residentes a conducir casi dos kilómetros extra si quieren ir en dirección sur en vez de hacia el norte. Pero nos aguantamos porque es para un inexplicable "bien común" que nadie puede entender. Claro, no supone trastornos, hablamos de la construcción...

Fuera de aspectos personales, el señor Gabino de Lorenzo suspende el Festival de Jazz. El Jazz, esa música horrorosa, que necesita de volúmenes que desafían las leyes de la acústica, conciertos a los que sólo deben de ir indeseables que causan graves disturbios en el mobiliario popular... Seamos serios, si hay algún ciclo famoso por pasar desapercibido para el público no conocedor, precisamente por la tranquilidad y la naturalidad con la que se realiza es el Festival de Jazz. Para colmo los conciertos de este festival se realizan en el edificio histórico de la Universidad, un edificio circundado por muy pocas viviendas, en horario de media tarde-noche. Sr. de Lorenzo, para este ciclo necesita otra excusa. No me cabe duda que tanto los músicos como el público de este festival estarían encantados de dar/escuchar conciertos sin amplificación si hiciera falta.

Sin embargo nunca hubo problemas por utilizar estos mismos conciertos como reclamo de votos, como sucedió este año con los conciertos de la Ascensión. En vez de algunos de los tradicionales conciertos de folk que se hacen todos los años, en esta edición se multiplicó el presupuesto varias veces para acomodar a Melendi y al Sueño de Morfeo en plan "mirad cuanta gente hay en las cosas que organiza mi partido". Por supuesto, llovió a mares y los conciertos se suspendieron. El efecto fue nulo y las perdidas millonarias. Si se hubiera mantenido el formato el resultado hubiera sido el mismo, pero las pérdidas hubieran sido irrisorias en comparación.

La jugada le salió mal al alcalde y ahora hay que solucionarlo en plan pataleta. La impresión que deja el alcalde es como la de un niño que, como va perdiendo el partido, se lleva su balón a casa y deja a los demás tirados. Si señor, una actitud muy madura. Como yo no saco tajada, vosotros (el público) tampoco. Si no aceptamos barco...

A algunos, esta diatriba que estoy exponiendo les puede parecer un poco hipócrita. Al fin y al cabo, me he beneficiado personalmente de algunos de estos ciclos de conciertos, actuando en la Ascensión con Llangres y Tejedor y en lo que acabó convirtiéndose en el Festival de Jazz con Brenga Astur (que desde luego no hacen jazz). La verdad es que es más bien todo lo contrario. Habiéndo participado ya en ellos no creo que vaya a repetir en muchas ocasiones. En la variedad está el gusto. Como consumidor ávido de música en directo, prefiero la variedad.

Ahora nos queda pendiente enterarnos de en qué afectará esta nueva decisión del Ayuntamiento a eventos que no son organizados por el mismo, como es el caso de los Alcuentros Tradicionales Trebolgu, previstos para después del verano.

Personalmente entiendo el interés del alcalde en agradar a la tercera edad, que son los que le dan los votos. Tiene paseos por los que pasear, parques que visitar y las siempre importantes obras para que los jubilados puedan entretenerse. Pero no producen ya. Y en las próximas elecciones ya no podré ir a votar libremente por miedo a que salga el candidato por el que yo vote, sea del partido que sea. El pobre tendrá que sacar a la ciudad del pozo sin fondo económico en la que se mete. Y eso no se lo deseo a nadie.

La calidad cultural de Oviedo decrece. Con estas medidas y una Agenda Cultural de conciertos en manos de una compañía más preocupada por embolsarse todo lo que pueda de las subvenciones hasta que se les acabe el chollo que por trabajar con calidad, la música en Oviedo se va al garete.

Pero hay esperanza fuera de aquí. En Gijón salen adelante propuestas interesantes como el concierto de Maná del próximo miércoles, el concierto N'Alcordanza de Igor y Carlos, la semana grande o la semana negra. La noche de San Juan de Lugones empieza a ser la cita obligada en sustitución de la ya maldita noche del pantano de Trasona. Y hay multitud de pequeñas propuestas en montones de pueblos a lo largo de la geografía asturiana.

Gabino, haznos un favor. Si nos vas a quitar lo que ya tenemos, ten la amabilidad de no crearlo primero.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Oviedo? ¿Gijón? ¿Lugones? Nun costaba nada respetar un poco la toponimia tradicional...

Per otra parte, Gavino faciendo de les suyes, yá tardaba. Lo peor ye qu'arrasa nes eleiciones.

Anónimo dijo...

Me parece estupendo que después de casi un mes organizándonos todos los compañer@s (en plena época de exámenes) para salir el día de los Alcuentros de Trebolgu por Oviedo, nos enteremos el día antes de que no hay tal fiesta... GENIAL!
Fdo: Due_tin

Anónimo dijo...

Lo mejor de todo ye esti actu tan cobarde. Esperando a después de las elecciones pa quitase de en mediu a cuatro mequetrefes con instrumentos. En fin, que quereis, la cultura de la derecha. Como fae 30 años, "arrimando el hombro".

Alberto Ablanedo dijo...

Para el primero de arriba: La toponimia tradicional la respeto en las entradas sobre Camín de Cantares, que vienen con mapas y todo señalando los pueblos. Está página está dirigida también para gente que no está en Asturias y no tiene por qué conocer la toponimia tradicional.

Pongo Oviedo y Gijón igual que pongo Londres y Pekín en vez de London y Beijing. Y Lorient en vez de An Orient. Si no te gusta eso, puedes leer otras páginas.

Ultimamente (y no lo digo personalmente por ti, no me lo tomes como un ataque) nos miramos demasiado al ombligo por aquí, y no nos va bien.

Adrián Carrio dijo...

Hola Alberto, el artículo es sinceramente muy bueno. Yo lo enviaría al editorial de La Nueva España. Un abrazo,

Adrián

latadezinc dijo...

Primo!
El otro día me topé con tu bouzouki rider, buenísimo.
Lo del ruido huele más a cortina de humo que vamos...
Un abrazo.
Ánuar

Anónimo dijo...

Yo voto también porque lo envíes a La Nueva España, es muy bueno y al menos conocerán la opinión no sólo tuya sino la de todos los que la compartimos (que seguro somos muchos) y que sepan que los jóvenes también votamos qeu no jueguen con nosotros si es una cuestión de política...
due_tin

NeL dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, este tipo de cosas son indignantes...
1abrazo desde Sevilla

Anónimo dijo...

Si, mándalo a La Nueva España y de paso, n´inglés a W. Allen y a Bob Dylan pa que s´enteren pa donde vienen!

un abrazo

Alberto Ablanedo dijo...

No creo que valga de mucho. La Nueva España siempre ha sido parte del equipo de Gabino...

No sé, a lo mejor...

Anónimo dijo...

joder me parece tremendo,...a este tio se le esta yendo la olla,...esta mayor ya, y mira q x lo general parecia q tenia buenas ideas, menos lo de los enesimos planes de choques, claro, que andabas todos los veranos a carreras de obstaculos,...xo esto ye una cagada fuera del yiesto e toda regla,...y entos q ye q la movida q ye todos los fines de semana ya no molesta o q?? y las fiestas q organizan los pijos lindos del tenis cada dos x tres, q estaban hasta las 4 de la mañana a veces y a mi q vivo enfrente no me dejaban dormir pues tampoco,....pues yo haria una recogida de firmas, ye lo mejor,...yo ya no vivo en oviedo xq toy en murcia trabajando, xo q hagan esto cn mi ciudad me enferma,...al final van a conseguir q sea una ciudad de vieyos,....

factoria7gritos dijo...

Oviedo se muere y, lo más triste, no hay resistencia. Hubo algo con aquello de Oviedo no suena y murió y ahora ni tocando al folk ni al jazz o dándole el Principe a Dylan despertamos de esta anestesia cultural.