lunes, diciembre 17, 2007

De música asturiana...

Comentaba hace ya una semana que Xune Elipe, cantante de Dixebra y director de Discos L'Aguañaz/Ámbitu, había publicado una columna en el diario Les Noticies que en cierta forma tiene relación con la que yo escribí en ese mismo periódico acerca de la cultura de subvenciones en lo que a grabaciones se refiere (y que se puede leer aquí). Como el artículo de Xune no se publicó en la edición de internet del periódico, se reproduce aquí debajo. Merece la pena leerlo y qye cada uno saque sus propias conclusiones. Está en asturiano, pero no resulta difícil de entender.

Cabe decir que L'Aguañaz/Ámbitu publicó 7 trabajos discográficos en 2007 y que 5 de ellos recibieron subvenciones (la menor de 1800 euros, las mayores de 3500) cuya cuantía, si las matemáticas no me fallan, fue de 14.800 euros.

Ámbitu tiene, si no me equvoco, un diseñador en nómina que se encarga del diseño gráfico de los últimos cds publicados. No sé quién es, pero hay que decir que realiza un trabajo excelente, los diseños de los libretos de los cds es algo que muchas veces se pasa por alto y es una parte bastante importante del resultado final.

4 comentarios:

Celoriu dijo...

El problema del diseñador que tien Ámbitu ye que se nota un güevu la so "impronta" nos discos que vienen sacando a lo último, sobre too nos de Dulcamara y Tutu Studiu. A min nun me presta que tolos discos tengan el mesmu "look"...

Folkenlared dijo...

Pues a mi me gustan. Son diferentes pero al mismo tiempo tienen el mismo estilo.

Folkesí dijo...

Me vienen a la mente varias preguntas después de leer el artículo de Xune.
Dice que 45000€ son una parte ínfima del gasto público en nuestra comunidad, tiene razón, pero ¿las casas discográficas que publican música asturiana pueden permitirse prescindir de esos 45000€? Parece ser que no porque, L'Aguañaz, renunció a seguir publicando música sin contar con las subvenciones.
¿Cuánto cuesta publicar un disco? Estudio de grabación, derechos de autor, diseño de carpeta, tirada de 5000 copias, promoción y distribución. Si, como dice Xune, las subvenciones suponen alrededor del 20% del presupuesto de un lanzamiento y la subvención media ronda los 2000€ (estimación según las cifras del artículo) un disco debe rondar los 10000€ de inversión. Siete discos no llegan a 12 millones de pesetas y ésas son las cifras de una de las dos principales discográficas del país. Todos esos cálculos los hago para ver lo ridículamente pequeño que es el negocio de la música en Asturies.
Quizás fuese más interesante sentarse a hablar con el Principado y destinar esos 45000€ a fines donde pudiesen dar más rentabilidad. Repartidos entre 15 o 20 discos no resultan eficaces, sin embargo, si se destinan a la creación de una marca de música del país si pueden ayudar a nuestras discográficas a saltar las fronteras asturianas y a incrementar su nicho de mercado.
Por otro lado, dudo mucho que tengan un diseñador en nómina (dado de alta como trabajador po cuenta ajena) y, si lo tienen, no lo entiendo porque no me parece que sea el puesto más imprescindible en una discográfica (es mucho más barato contratar los diseños externamente).

Folkenlared dijo...

Ambitu es una editorial además de una discográfica, así que un diseñador es esencial. No sólo se dedica al diseño de los cds.

Y de la mayoría de los discos de música asturiana se editan 1000 o 2000 copias, al menos inicialmente. Raramente se hacen más hasta que no se hayan vendido esas.