domingo, abril 27, 2008

La terapia no funciona.

Artículo aparecido en la edición de esta semana del periódico en asturiano Les Noticies.
-----------------------------------------------------------

En el momento en que me comentaron que en la TPA había un programa en el que alguien imitaba a Xosé Ambás, alma mater de Camín de Cantares, mi primera reacción fue positiva. Al fin y al cabo el que existiera una parodia era prueba de que el programa estaba teniendo un impacto social mayor del esperado. Sin embargo, el propio Ambás no estaba contento con el tema. Tras una conversación con el susodicho, me quedó claro que si veía el programa entendería por qué no lo apreciaba.

Efectivamente, lo entendí pronto. Lo que yo en principio creí parodia no va más allá de burla. Normalmente, cuando se hace una parodia de algo se toman algunas de las características más notables de una persona y se elevan a la máxima potencia. El resultado es siempre gracioso y es bastante fácil que el sujeto parodiado se pueda reír con ello. Claro que para hacer una parodia hay que pensar un poco, y eso parece que en Terapia de Grupo no se estila mucho. La gracia fácil cuesta menos trabajo.

A estas alturas todo el mundo conoce ya a Samba y a la Marquesina. Para el que no, Youtube está lleno de videos de estos, aunque hay que avisar que se es más feliz en esta vida sin saber de ellos. Samba es la imitación de Ambás y hay que reconocer que en el aspecto físico y en las maneras es una buena imitación. Sin embargo, ahí acaba lo bueno. La Marquesina (una vieya repunante con bigote) es la magnífica representación de los informantes de Ambás. Carece totalmente de tacto y de respeto para con las personas que aparecieron en el programa. Pero, por tremendo que me parezca, no es ese el tema del que quiero hablar.

Mi problema es con la temática. Samba habla un asturiano arquetípico y sobreartificial, que no tiene que ver nada con el respeto que en Camín de Cantares se tiene por las distintas variantes de la lengua de Asturias, con lo que a primera vista parece un listo de la vida, erudito en su casa a la hora de comer. Y lo realmente grave es el asturianismo babayo recalcitrante elevado a cotas absurdas que se desprende de las apariciones del tipo. No tiene nada que ver con el sentimiento de las personas que de verdad se preocupan por la sociedad y la cultura asturiana.
En Terapia nos encontramos con un sentimiento asturiano en el que lo que importa es ser "celtas", llamar cazurros a los castellanos, hacer quesos y contar chistes fáciles. Pueden decir que es una parodia, pero curiosamente es también la forma en la que a algunas de las cabezas pensantes de la TPA les interesa presentar cualquier cosa expresada en asturiano, sin tener en cuenta que los contenidos en asturiano se encuentran siempre entre los que más audiencia tienen. El asturiano, paleto y corto de miras, no vaya a ser que se nos rebele.

No cabe duda de que con ese humor más orientado a crear analfabetos funcionales que a divertir, el programa tiene gran éxito. Al final van a tener razón en lo de que somos cortos.

La semana pasada Fernando Oyágüez y Dudu Puente de Felpeyu intentaron hacer promoción de su nuevo disco en el programa. En casi media hora consiguieron hablar del Cd y responder a preguntar serias durante aproximadamente un par de minutos. El resto del tiempo respondieron a preguntas del estilo “¿Os lleváis bien con Llan de Cubel?” o “¿Qué os parece Melendi?”, se encontraron con un bardo galo (todo el mundo sabe que los galos son celtas) y con un legionario romano gallego y aguantaron estoicamente cuando Samba utilizaba la palabra “cazurro” de forma despectiva varias veces (Fernando es de Valladolid, el momento en el que dieron este dato fue convenientemente editado para que no se emitiera). No hubo apenas información y, desde luego, nada que no tuviera connotaciones escatológicas u homosexuales y fuera a la vez gracioso (que a los asturianos nos hacen mucha gracia los mariquitas, la aerofagia y los excrementos)

Puedo entender que no se preparen las entrevistas con tiempo, pero si están pagando por esos guiones alguien les está tomando el pelo.

Por favor, gasten el dinero de mis impuestos en algo más útil como por ejemplo hacer una reproducción del puente de Londres en el Piles. Menos Samba y más trabayar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo.
Y en lo referente a la entrevista de Felpeyu, que también vi, decir que en cuanto la dieron por finalizada sentí como si lo que nos estaban presentando no tenía la más mínima importancia (Como el que cuenta una borrachera, vamos!).
Decir también que vi otro tanto de lo mismo cuando fueron los chavales de Skanda. Y opiné exactamente lo mismo. Hasta que no aprendamos a respetar lo que tenemos, nadie nos respetará. Podemos estar seguros.

HasTalaV.manipulación dijo...

Vaya decepción, oigan. Y qué pérdida de dinero público, o sea ajeno, vaya, que siempre tiene su aquel.

Si al final vamos a caer en lo mismo de la vecina "Telegaita": Dar una de "Alalá" por cientos de Tonechos, Gallosos y cosa así.
Aquí, por una de "Camín de Cantares" parece que toca descompensar con un trágala de Terapias de Grumos y chuflas así, que tampoco tengo controlada la parrilla de la TPA. Y, por lo que creo, además el horario de emisión es...digamos...cambiante...
Pues vaya perspectiva...

Por cierto, si la imagen de lengua y hablantes asturianos en esta TPA es bastante faltona, y eso cuando se dignan a considerarla,no sé yo cómo será la que se dé de digamos, mesetarios, que del "gallego" de la dichosa "Terapia" ya me hago cargo, visto Youtube. Porque eso de obviar el orígen pucelano de Fernando...

Como dice esa frase, "Dinero no habrá, pero pa'tontás... ¡Y qué caras son las tontás!"

Nada, gente, mi más sentido pésame mediático (dónde esté la música...)