jueves, agosto 06, 2009

De Dannan, marcas registradas y dolores de cabeza

El último capítulo en la historia de copyrights y marcas registradas en el mundo del folk acontece estos días en Irlanda.

El mítico grupo De Dannan cesó su actividad en 2003. Durante la larga historia del grupo, que grabó 14 discos, los dos músicos fijos del mismo fueron el violinista, Frankie Gavin y el bouzoukista, Alec Finn. Por la banda pasaron multitud de músicos , empezando por Johnny McDonagh y Charlie Piggot, miembros originales, pasando por una pléyade de instrumentistas (como Jackie Daly, Colm Murphy, Aidan Coffey o Derek Hickey) y sirvió de rampa de lanzamiento para lo que son ahora algunas de las voces más reconocidas del panorama folk (Mary Black, Dolores Keane, Eleanor Shanley...)

Frankie Gavin anunció una actuación de Frankie Gavin & De Dannan para The World Fleadh que tuvo lugar ayer, si nada lo impidió. Esta nueva versión de De Dannan sólo cuenta con Gavin como miembro original, pues el resto del grupo está compuesto por músicos nuevos (Michelle Lally - voz, Damien Mullane - acordeón, Mike Galvin - bouzouki y Eric Cunningham - percusión y flautas). El concierto contaba en el programa con invitados especiales de la talla de Mairtin O'Connor, Dolores Keane y Mary Black, y Gavin cuenta con seguir adelante con el nuevo proyecto.

Y entra en escena Alec Finn, el otro miembro histórico del grupo, que registró el nombre como marca comercial cuando el grupo cesó su actividad. Finn no está conforme con que Gavin use el nombre de De Dannan para un proyecto que, según comenta, "no es De Dannan". Finn cree que se publicitó el concierto como una reunión de los miembros antiguos y que es publicidad fraudulenta. También comenta que si Gavin decide seguir adelante con el grupo, es posible que emprenda acciones legales.

Por su parte, Gavin ha registrado Frankie Gavin & De Dannan como marca comercial también. La polémica está servida. ¿Es lícito registrar un nombre de un grupo a espaldas de los demás? ¿Merece la pena tirar años de relación por la borda por una historia así? ¿Por qué no estaba el nombre registrado con anterioridad, teniendo en cuenta que hablamos de uno de los grupos más importantes en la historia de la música irlandesa? ¿Tanto cuesta llevarse bien?


6 comentarios:

antemil dijo...

:( Es una pena que, en lugar de apoyarse todos entre sí, estén peleándose por un nombre. Con cosas como ésta se entiende mucho mejor por qué Miguel (a.k.a. sligofiddler) prefiere tocar en sessions y no estar en grupos. Al fin y al cabo, lo importante es la música.

Esto de denuncias por nombres, registrar nombres a escondidas y demás suena más a grupos de Posers que a músicos de verdad. Y me cuesta creer que Alec Finn pueda caer en estos juegos tan «ruínes», pero la vida últimamente está de un tonto...

Anónimo dijo...

Hombre esto de los nombres registrados y eso me parece fatal, pero eso no explica porque haya gente que decida estar en un grupo o no (conste que a Miguel lo conozco muy bien pero nunca le he preguntado porque no monta un grupo, pero me imagino que tendrá mil razones). Yo te puedo decir que llevo 10 años tocando con la misma gente y ahora seguimos siendo grandes amigos. El rollo es amateur, cuando se puede se hace el bolo, y cuando no pues no. Despues estan las sesiones que son estupendas para tocar con mas amigos. Lo que quiero decir es que cada cosa tiene su gracia y sus ventajas y no pasa nada. Eso si, nunca hemos querido vivir de la musica ninguno, lo que ha facilitado el hecho de que sigamos siendo tan buenos amigos y sigamos tocando en el mismo grupo. Creo que cuando vives de la musica tienes que ser más practico, no te puedes permitir el lujo de perder bolos, y quieres registrar el nombre de tu grupo para que nadie pille pasta con tu nombre, y cosas así. Todo se complica...pero vaya que se puede tener un grupo y disfrutar mucho de la musica como tal y su valor añadido como los conciertos, los viajes, etc...

Un saludo.

More

antemil dijo...

No te quito razón, y supongo que mi frase se entiende mal. No me refería que eso fuera una razón por las que Miguel no toca en un grupo, sino que, tras leerlo, comprendo que no quiera meterse en algunos embolados. Al fin y al cabo, cuando lo único que quieres es pasar un buen rato tocando, te da igual que sea con unos o con otros.

Y creo recordar así a grandes rasgos y generalizando, que prefiere una session porque, en general, no comparte lo de los ensayos conjuntos de machacar un tema de forma monótona.

Anónimo dijo...

Si ya se pero lo que yo te decía es que esos embolaos como tu dices no tienen porque tener un final complicado y negativo. Conste que yo toco infinito más en sesiones que cn mi grupo pero ya te digo que es bonito también coger una pieza y darle mil vueltas, sacarle unos arreglos originales, etc..y eso se hace cuando te juntas unos cuantos a ensayar (un grupo vaya). Machacar un tema puede ser monotono si no haces nada interesante con él. Tu puedes tener muyy trillada la pieza, pero una buena armonización con un buen acompañamiento ritmico pueden multiplicar por 100 la calidad de la pieza para ti mismo. En fin como te decía que todo tiene sus ventajas :-)

More

Folkenlared dijo...

Pedazo de conversación interesante. Gracias por hacer discusiones así de buenas por aquí!!!

Samuel y Manuel dijo...

Hola, Alberto y compañía. Según creo ya tuvieron sus más y sus menos, y cuando decidieron acabar con la dinastía debió de ser por algo. Ahora la cosa es más dolorosa, ya que incumbe a los dos guías de Dé Danann (que en un momento lejano cambiaron a De Dannan, como ya sabéis). Frankie Gavin ha tenido ya problemas con cosas parecidas, como no citar créditos de autor en algunas grabaciones y cosas por el estilo (con piezas registradas), y ha recibido reclamaciones públicas en más de un sitio (Folk Roots, por ejemplo). Nada que extrañe sabiendo cómo está la situación y los márgenes que se otorga cada uno. Por lo demás, una pena lo que leo sobre MacMahon y sus comentarios sobre Alec Finn. En el pasado he conversado con ambos y de verdad que no entiendo cómo se puede acabar diciendo tales cosas y en público. Ánimo, "acompañantes", y felicidades por el blog, Sláinte, Manuel