martes, agosto 04, 2009

AHFAMA (5) - Trasgu: El Rabel de Caleao


Trasgu: El Rabel de Caleao (1983)
Tradicional; de La Isla de Hélice, Sociedad Fonográfica Asturiana

Herminia Álvarez: arpa
Ajo Gutiérrez: gaita asturiana, percusión
Marcelino García: violín, rabel, percusión
Javier Cervero: flauta travesera, zanfona
Juanjo González: sintetizador, piano
Ignacio Pozo: bajo eléctrico



  • Trasgu fue el primer grupo de folk asturiano que tuvo la oportunidad de grabar un disco. El estilo del grupo estuvo más encaminado al folk-rock, muy popular en esa época. Al alejarse un poco del folk acústico, a veces se infravalora la importancia del grupo (especialmente al compararlo con Beleño)
  • La mayor parte del repertorio de Trasgu está basado en temas 100% tradicionales. En este caso podemos escuchar un desarrollo de una melodía de rabel. Con una pequeña melodía que se presenta en los primeros 20 segundos, el grupo es capaz de construir un tema que presenta variaciones tanto en el acompañamiento como en la melodía, además de un puente o intermedio.
  • Es interesante el uso de la caja, que se asemeja al de un tambor tradicional.
  • 25 años después de la publicación del disco sólo dos de los miembros del grupo permanecen activos musicalmente y ambos a través de estudios de grabación. Javier Cervero en los estudios EMP de Oviedo, dedicándose más a producción audiovisual y a publicidad que a la grabación de trabajos discográficos, y Juanjo González en Musifactor (Piedras Blancas).
• Escuchas comparadas recomendables:
Danza del TrilloCarrandi (Hevia, Obsession)
¿Dónde vas a por agua?¿Ónde vas a por agua? (Corquiéu, La Barquera)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si Ajo Gutierrez es el gaitero de Avilés que yo conozco, aún toca la gaita por las romerías y creo que da clase en Artes y Oficios de Avilés.
Saludos

Juan dijo...

Me ha gustado el tema, muy interesante

Anónimo dijo...

Es un grupo que se dice que es de Oviedo pero nacio en Aviles y todos sus componentes son de la comarca. Algunos de ellos empezaron muy jovenes en un grupo folk avilesino que se llamo Yerba, su mentor fue el conocido musicologo avilesino Jose Maria. Trasgu tiene una gran calidad en su obra ya que sus componentes en la epoca eran estudiantes del conservatorio y terminaron siendo profesionales. El grupo se disolvio pronto y algunos de sus miembros se terminaron integrando en otro grupo de la epoca, este si de Oviedo, Beleño. Efectivamente Ajo vive en Aviles, sigue tocando la gaita y es profesor de percusion en el conservatorio.

Javier Cervero dijo...

Es bastante acertado el comentario, efectivamente algunos tocamos en Yerba, que estaba vinculado a la Polifónica Avilesina que dirigía José M. Martínez. Chema, (José M. Martínez) ejercía una notable influencia pedagógica sobre algunos de nosotros que terminamos, efectivamente, dedicándonos a la música de forma profesional y ejerciendo en conservatorios u orquetas. Pertenecemos a lo que se podría considerar la primera generación de músicos españoles, que tras varios cientos de años de distanciamiento con nuestros homólogos de otros países europeos, tuvimos la oportunidad de poner en marcha y disfrutar de un sistema pedagógico relativamente decente, reconociendo las muchas carencias que nuestra condición de primera generación nos impuso.

Trasgu era un intento de poner en marcha una idea de difusión de la música tradicional europea, alejada de los estereotipos anglosajones que al final se impusieron, vinculado a una tradición de carácter más continental y menos anglosajona. Como es lógico fracasó barrido por la ola de la música celta y la modernidad de los 80. El disco tiene gracia y cierta personalidad, quizá podría plantear un interesante debate relacionado con la uniformidad de la música asturiana de influencia irlandesa que se desarrolló a partir de esos años. Todo un reto fruto de los estereotipos impuestos por la cultura global de los que afortunadamente, mas por suerte e impregnación cultural que por planificación de ninguna clase, creo que se libra felizmente gran parte de la actual cultura tradicional asturiana.

Javier Cervero